Tocó Partir

Por Martín Monroy

De fondo música, siempre música. El vestuario es eso, música, charlas, mates. "Sólo voy, sólo hoy me siento" dicen filósofos contemporáneos de allá que suenan acá y cuando no hay vestuario es eso, soledad. Porque quién estuvo en un vestuario sabe y quién no también, capaz por algún cuento. El vestuario es eso, es compañía, es un mate , es una charla, es un grito, es una cazada de pinta. A veces determinada gente nos saca el vestuario, con argumentos si y sin ellos también. El fútbol es eso, son escudos defendidos, son alegrías temporales, son tristezas duraderas, son charlas de vestuario. Entre campeonato y campeonato está esa chance, de que te saquen el vestuario, de que te cierren la puerta o que no te dejen cambiar. Tu lugar, tu ropa, tu mate, tus compañeros de banco, tus charlas, tu cuadro. A veces hay decisiones que no podemos cambiar, que no dependen de nosotros y te toca salir del vestuario. Es cuándo tenes que buscar un vestuario nuevo, una perdida más, el fútbol es duro pero cuando ganan los recuerdos, nada ni nadie te saca el vestuario de la cabeza. Te vas, si te vas, no por vos pero te vas. De fondo música, siempre música, "en las malas de que estás hecho aprenderás" se escucha. Tocó partir porque siempre toca, esta vez te tocó a vos.