¿Hay que ganar?

El sábado tenemos que ganar. Si, lo merecemos. Tenemos que ganar porque fijate que si ganamos respiramos, hay que ganar no queda otra. Ahí es dónde está el error. El sábado o el domingo o cuando sea. No tenemos que ganar, tenemos que jugar. Nos olvidamos que somos 2 equipos, 60 tipos que queremos lo mismo, que merecemos lo mismo, que ansiamos lo mismo. El sábado tenemos que jugar, hacer lo posible por ganar sí, claro que sí! Para jugar el sábado tenemos que entrenar y laburar, mucho hay que laburar. Ganar es consecuencia de algo, a veces no, es verdad. A veces está para vos y ganás, no sabes cómo y ganás, las menos pero ganás. Todos merecemos, todos entrenamos, todos tenemos nuestros objetivos y ambiciones, algunos más, otros menos. El sábado no hay que ganar, el sábado hay que jugar. Si ganamos bienvenido y si no la vida sigue, el fútbol sigue. Hay que volver a entrenar el lunes, hay que volver a laburar. El sistema nos lleva, nosotros generalmente nos dejamos llevar. Si ganás parece que se soluciona todo, el domingo es distinto, la semana es distinta. ¿Será tan así o nosotros lo hacemos así? ¿Y si no ganamos en el resultado pero ganamos igual? ¿Ganar es sólo 3 puntos? Ganar en las noticias no es todo, a veces es lo menos. El fútbol sigue, la vida sigue. El sábado hay que jugar y que lindo es salir a jugar.

 

Martín Monroy